jueves, 4 de agosto de 2011

Consejos para una conducción eficiente en Camiones

1- Una conducción eficiente y económica descansa principalmente sobre una correcta elección del vehículo. Este tendrá una cadena cinemática (motor. trasmisión, etc) acorde con las necesidades de utilización e incorporará aquellos sistemas y componentes (spoiler, crenados, neumáticos de bajo rozamient,etc) que contribuyan a un menor consumo.

2- Para conseguir una conducción eficiente es vital conocer todas las características técnicas del vehículo que conducimos, su comportamiento, los intervalos de rpm en los cuales disponemos del par máximo y la potencia máxima, el correcto manejo de todos sus sistemas, etc.

3- Arrancaremos el motor sin pisar el acelerador. Transcurrido aproximadamente un minuto, y si ya existe presión suficiente en los calderines, iniciaremos la marcha. Un motor necesita 4-5 minutos para alcanzar una temperatura normal de funcionamient y durante ese intervalo evitaremos funcionar regímes altos de giro o con el acelerador a plena carga. También evitaremos largos periodos de funcionamiento al relentí.

4- Los cambios de marcha se realizarán en la zona de par máximo (zona verde) y tras esta operación el régimen del motor deberá mantenerse dentro de dicha zona. Nunca realizar doble embrague y ejecutar los cambios con rapidez y acelerando tras su realización.

5- Seleccionar aquellas marchas que permitan al motor funcionar en la parte baja de la zona verde. Esto se consigue circulando en la velocidad más larga posible y con el acelerador pisado a 3/4 de su recorrido. Con cambios automáticos hay que procurar, actuando sobre el acelerador, que el camión circule en la marcha más larga posible.

6- Mantener una velocidad de crucero estable, evitando acelerones y frenazos innecesarios y aprovechando al máximo las inercias del vehículo, ahorra combustible. Si un trailer circula a 80km/h consume 31 litros/100km, el mismo trailer a 95km/h tiene un consumo de 37/litros/100km.

7- Cuando sea necesaria una deceleración, y hasta que sea necesario frenar completamente, levantaremos el pie del acelerador y aprovecharemos la inercia del vehículo en marcha más larga posible. En estas condiciones y hasta llegar a regimenes muy bajos el consumo de combistible es nulo. Utilizar preferentemente el freno motor y evitar el uso innecesario de los frenos de servicio.

8- En paradas superiores a 2 minutos, y siempre que su funcionamiento no sea esencial para determinados sistemas auxiliares, es aconsejable apagar el motor. El consumo de un motor al relentí es de 1,5-2 litros/hora.

9- Estudiar con antelación la ruta a seguir, prever las circunstancias del tráfico y anticipar las acciones a efectuar. Dejar suficiente distancia con el vehículo que nos precede, ya que con ello evitaremos "tirones" y las consecuencias pérdidas de eficiencia energética.

 Artículo de la revista: Transporte mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario